· 

CONSEJO PARA UNA MOLTURA DE CALIDAD

  • Cambiar las muelas cada 400 kg. de café molido.
  • Ajustar la molienda de acuerdo con el tipo de café y de cafetera.
  • No moler durante mucho rato para evitar el calentamiento de las muelas.
  • Limpiar cuidadosamente todas las semanas, procurando eliminar los restos de aceite que transmiten un sabor rancio.
  • Si se aprecia al moler una mayor lentitud y un ruido metálico, puede ser síntoma de desgaste o mala colocación de las muelas.
  • Un buen punto de molienda se comprueba tomando una pequeña cantidad de café molido en la yema de los dedos que debe desprenderse sin manchar los dedos.
  • Si se trata de un espresso, la molienda adecuada hará que la extracción tarde entre unos 20/25 segundos en salir por el porta filtros, si tarda más o menos de ese tiempo, revise la molienda, posiblemente sea muy fina o muy gruesa.