El café verde, fuente de beneficios para nuestro organismo.

Las sustancias naturales que se extraen de los granos de café sin tostar ayudan a controlar los altos niveles de azúcar en sangre y el peso del cuerpo en que se basa la diabetes tipo 2.

Una investigación, dirigida por Joe Vinson, afirmó que la propiedad beneficiosa del café verde es el ácido clorogénico.

 

Al margen de que ayude a controlar los altos niveles de azúcar, el café en su esencia es un importante antioxidante que posee increíbles propiedades para adelgazar.

 

Si se quiere bajar peso, se recomienda tomar varias cápsulas de extracto de café verde, realizar ejercicio regularmente y seguir una dieta baja en grasas.

 

Por otra parte, existen personas a las que no les guste el café, así que pueden aprovechar los beneficios del café verde de otra manera. Directamente aplicándolo de forma tópica en las zonas donde se quiere que haga efecto. Actualmente, encontramos cantidad de productos que contienen extracto de este café y ayudan a moldear la figura en virtud de las propiedades de esa sustancia.

 

Otra de las propiedades de este alimento es el efecto saciante. Por esta razón se está utilizando cada vez más en muchas zonas del mundo. Favorece la pérdida de peso porque sacia el apetito y la cafeína de este tipo de café también confiere a éste propiedades reductoras. La cafeína estimula la activación intelectual y física, al margen de facilitar la digestión y combatir la migraña. Además, aumenta el consumo de calorías, contribuyendo así la pérdida de peso. El consumo de café aumenta el nivel de endorfinas, generando una sensación de bienestar, combate los síntomas del cansancio gracias al poder estimulante de la cafeína. Asimismo, el café estabiliza la presión arterial ya que según estudios que se han realizado, tomar media taza al día de esta bebida disminuye hasta en un 50 % el riesgo de sufrir hipertensión.